Didac Costa culminó la Vendée Globe

Publicado el

Después de 108 días de navegación Didac Costa culminó la Vendée Globe -la vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia-. 

Para lograrlo tuvo que superar los múltiples obstáculos que surgieron en el camino, tanto antes como después de la salida.

A las dificultades económicas que acompañaban desde el inicio al proyecto, debidas a la falta de un gran patrocinador, se sumó la caída de un rayo en el palo de la embarcación solo 40 días antes de la salida en les Sables de Olonne (Francia). Gran parte de la electrónica quedó dañada poniendo en jaque al proyecto. Una llamada desesperada a través de un crowfounding permitió recaudar los fondos necesarios para poner el barco en la salida con los mínimos imprescindibles para afrontar un reto de estas características.

Entonces, solo una hora después de la salida con otros 28 participantes, Didac se dio cuenta que algo iba mal, el interior del barco estaba inundado. No quedaba otra opción que volver a puerto y tratar con su equipo de reparar los daños en el mínimo tiempo posible. y fue entonces cuando jugó un papel fundamental la solidaridad de los bomberos de les Sables d’Olonne (Didac es bombero) poniendo a disposición del equipo los recursos humanos y materiales para volver a la competición lo antes posible.

Sailing aerial images of the IMOCA boat One planet One ocean, skipper Didac Costa (ESP), during training for the Vendee Globe 2016, off Belle Ile in South Brittany, on October 13, 2016 – Photo Jean-Marie Liot / DPPI
Spanish skipper Didac Costa, poses aboard his class Imoca monohull “One Planet One Ocean” on November 1, 2016 in Les Sables-d’Olonne, western France, during the last week before the start of the Vendee Globe solo around-the-world sailing race. AFP / JEAN-SEBASTIEN EVRARD

Didac zarpaba definitivamente 4 días después que el resto i empezaba poco a poco una remontada que le llevaría a la 14a posición después de pasar 3 meses y medio luchando contra los elementos y las averías de surgían a bordo de su viejo velero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *