chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'
chaleco 'st. moritz reversible'

CHALECO 'ST. MORITZ REVERSIBLE'

239,90 $
Colores disponibles
darkyellow
Talla
  • XS
  • S
  • M
  • L
  • XL
  • XXL

Chaleco reversible acolchado fabricado con Poliéster 100% reciclado de botellas de plástico.

  • Chaleco reversible
  • Acolchado
  • Ultra ligero
  • Cuello alto
  • Cierre cremallera
  • Bolsillos laterales con cremallera invisible
  • Repelente al agua
  • Alta transpirabilidad del relleno
  • 100% Poliéster reciclado de botellas de plástico

El chaleco ST. MORITZ, fabricado 100% con Poliéster reciclado, es ultra ligero y cálido. El acolchado horizontal retiene el calor. Gracias a su fino grosor es perfecto para combinarlo con otras prendas de abrigo.

Medidas modelo

Talla M. Altura 190 cm. Busto 96cm. Cintura 79 cm

POR MOTIVOS DE HIGIENE NO PODEMOS ADMITIR DEVOLUCIONES DE LAS MASCARILLAS UNISEX

Las devoluciones son gratuitas.

El plazo de devolución es de 30 días que empezarán a contar desde el día de la entrega del pedido.

ECOALF procederá al reembolso del importe del/de los producto/s devueltos, a través del mismo medio de pago por el que se realizó la compra por parte del Cliente, descontando únicamente los gastos de envío del pedido inicialmente abonados, ya que son necesarios para hacer llegar el paquete en un principio.

Si necesitas más información puedes ver el proceso completo pinchando aquí.

Piensa con responsabilidad, actúa en consecuencia

En Ecoalf aceptamos devoluciones, pero somos más partidarios de que aciertes a la primera.

El proceso de devolución de una prenda implica un largo proceso que nos aleja de nuestro objetivo principal: cuidar del planeta.

Reempaquetarlo (más papel) y reenviarlo (una mayor emisión de gases) son sólo algunos de los puntos negativos del proceso, y nos impiden ser todo lo sostenibles que quisiéramos.

Así que antes de pedir una prenda, piénsalo dos veces.