trolley pequeño
trolley pequeño
trolley pequeño
trolley pequeño
trolley pequeño
trolley pequeño

TROLLEY PEQUEÑO

199,90 $
Colores disponibles
greenbottle
Talla
  • 0

Maleta trolley pequeña con cuatro ruedas y asa telescópica. Hecha de poliéster reciclado 100%, y 30% de ese poliéster reciclado es del fondo de los océanos.

Propiedades técnicas:

  • Estructura: Blanda
  • Material: 70% Poliéster reciclado y 30% Poliéster reciclado de Upcycling the Oceans
  • Mediciones (cm): 32*19*47H
  • Volumen (L): 28
  • Interior compartimiento con almohadilla divisora y cintas
  • Bolsillos: interior y exterior
  • Cremalleras: sí
  • Tirador: doble tubo telescópico
  • Cintas: exteriores e interiores
  • Ruedas: 4

La pequeña maleta trolley está equipada con cuatro ruedas inferiores y un asa telescópica para que los viajes sean más cómodos. Diseñada con bolsillos interiores y exteriores, su tamaño pequeño te permite viajar ligero y sin preocupaciones. La maleta trolley está hecha con poliéster 100% reciclado, del cual se recuperó el 30% del fondo del mar a través de nuestro proyecto  Upcycling the Oceans. Este material es duradero y resistente al agua y también ayuda a reducir la contaminación plástica de nuestros océanos. ECOALF amplía la colección Ocean Waste con esta revolucionaria maleta trolley con las mejores propiedades técnicas de los desechos marinos.

Las devoluciones son gratuitas.

El plazo de devolución es de 30 días que empezarán a contar desde el día de la entrega del pedido.

ECOALF procederá al reembolso del importe del/de los producto/s devueltos, a través del mismo medio de pago por el que se realizó la compra por parte del Cliente, descontando únicamente los gastos de envío del pedido inicialmente abonados, ya que son necesarios para hacer llegar el paquete en un principio.

Si necesitas más información puedes ver el proceso completo pinchando aquí.

Piensa con responsabilidad, actúa en consecuencia

En Ecoalf aceptamos devoluciones, pero somos más partidarios de que aciertes a la primera.

El proceso de devolución de una prenda implica un largo proceso que nos aleja de nuestro objetivo principal: cuidar del planeta.

Reempaquetarlo (más papel) y reenviarlo (una mayor emisión de gases) son sólo algunos de los puntos negativos del proceso, y nos impiden ser todo lo sostenibles que quisiéramos.

Así que antes de pedir una prenda, piénsalo dos veces.