Minimiza el uso de la lavadora

te recomendamos airear tus prendas en el exterior


Cuidado de tu prenda

Alarga la vida de tu prenda siguiendo nuestros consejos de lavado

Lavado

En el interior de tu prenda Ecoalf encontrarás una etiqueta con las instrucciones de lavado impresas. En general te recomendamos que airees tus prendas en el exterior, pero si tienes que lavar utiliza temperaturas bajas y ciclos de lavado cortos. Intenta utilizar siempre detergente en polvo ya que es menos contaminante y menos dañino para tus prendas.

Lava menos

Ahorra consumo de agua y energía lavando tus prendas solamente cuando sea estrictamente necesario. Si quieres eliminar una mancha, lava con jabón y esponja la zona afectada.

Minimiza el uso de la secadora

Después de lavar tu ropa cuélgala en el exterior para no utilizar la secadora, si las condiciones meteorológicas te lo permiten el sol y el viento son los mejores aliados para secar tus prendas de forma rápida y eficiente.

Planchado

Por lo general la prenda exterior de Ecoalf no necesitan ser planchadas. Sin embargo si tu prenda sí lo necesita debemos comprobar la etiqueta interior de la prenda y asegurarnos que el símbolo de planchado no está tachado. Si el símbolo no está tachado debemos comprobar los puntos del gráfico de la plancha, a menos puntos menos temperatura.

Pluma

Te recomendamos lavar tus prendas de pluma con agua fría y con jabón en polvo básico. Una vez finalizado el ciclo de lavado y retirado de la lavadora, dejar secar sobre una superficie horizontal, lejos de fuentes de calor y dar la vuelta cada cierto tiempo aprovechando para mover y mullir la pluma del interior. Si vas a utilizar secadora, te recomendamos que uses un programa con la temperatura lo más baja posible y colocar 2 ó 3 pelotas de tenis limpias en interior para evitar que la pluma se apelmace. NO planches nunca tu prenda de pluma ni utilices suavizantes ni productos similares.

Como cuidar y limpiar tus zapatillas ECOALF

Alarga la vida de tus zapatillas siguiendo nuestros consejos de lavado.

Que necesitarás para limpiar las zapatillas:

  • Detergente suave o jabón seguro para el lavado de ropa
  • Un cepillo suave o un cepillo de dientes
  • Una esponja
  • Toallitas de papel
  • Un cubo de agua templada

Cómo limpiar las zapatillas:

01

 Debes lavar las diferentes partes por separado. Empieza sacando los cordones y las plantillas.

02

Llena un cubo con agua templada y añade una o dos cucharadas de detergentesuave.

03

Con una toallita de papel seca, retira los restos de barro y suciedad antes de mojar las zapatillas.

04

Utiliza un cepillo suave o un cepillo de dientes mojado en agua templada con jabón para limpiar las suelas exteriores (parte inferior de las zapatillas) a mano. Enjuágalas con una esponja o con toallitas húmedas.

05

A continuación, lava la parte superior de las zapatillas. La parte superior es la parte que envuelve el pie y la forma de lavarla dependerá del material del que esté hecha. Tela, malla o lona: Utiliza una esponja húmeda con jabón y restriega suavemente. Estos materiales se pueden lavar a mano pero no sumerjas las zapatillas en agua.

06

Limpia las plantillas interiores con agua con jabón. Frota bien la superficie con un cepillo de dientes o con un cepillo suave y retira los restos de suciedad o de jabón con una esponja húmeda. No metas las plantillas en el agua porque la espuma puede cambiarles la forma.

07

Puedes lavar los cordones con jabón y un cepillo en el grifo.

08

Cuando hayas lavado todas las partes de las zapatillas, déjalas secar al aire con toallitas de papel en el interior. Las toallitas ayudarán a absorber la humedad y mantendrán la forma de las zapatillas mientras se secan. (No las dejes secar cerca de un radiador o bajo la luz directa del sol porque podrían dañarse).

09

Cuando las zapatillas estén secas, puedes espolvorear bicarbonato sódico en el interior para que absorba los olores y los restos de humedad.

Qué no hacer:

No laves las zapatillas en la lavadora a +30 Grados . La tela y los adhesivos de las zapatillas se pueden dañar si los metes en agua caliente.

No utilices lejía ni productos para la limpieza del hogar para lavar las zapatillas. Utiliza siempre medios suaves para el lavado de ropa.

No seques las zapatillas en la secadora, cerca de un radiador ni bajo la luz directa del sol. El calor puede hacer que las zapatillas pierdan la forma se rompan. Lo mejor es dejarlas secar al aire libre.

Hemos actualizado la información acerca del tratamiento de los datos personales contenida en nuestra Politica de privacidad y cookies. Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia de cliente y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestra web. Si continuas navegando, estás dando tu consentimiento al uso de todas las cookies. Para más información sobre las cookies que utilizamos, lea nuestra política de cookies.