Lost Colors

Presentamos la nueva colección Lost Colors como señal de esperanza, afrontando SS22 con optimismo a través de los colores vibrantes que nos recuerdan que todavía tenemos la oportunidad de salvar nuestros océanos. Lost Colors representa los colores únicos y vibrantes de los océanos que se están perdiendo por la subida de temperaturas y la contaminación. El océano genera el 70% del oxígeno que respiramos, y aun así lo seguimos utilizando como un vertedero gigante. Esta basura está afectando a los corales, provocando la pérdida de sus colores hasta convertirlos en blanco. Está en nuestras manos restaurar la selva de nuestros océanos.

Esta colección destaca los colores vibrantes del océano que se están perdiendo

La selección de materiales y procesos de Lost Colors están a la vanguardia de la sostenibilidad y el diseño, utilizando materiales de bajo impacto como el lino, el cáñamo y algodón reciclado para promover un estilo de vida relajado y consciente mientras reducimos el consumo de agua y emisiones de CO2. Estamos midiendo y limitando las emisiones para estar por debajo de 1,5ºC y alcanzar cero emisiones para el 2030. Pero para restaurar los corales, todos tenemos que ser parte del cambio. Comparte el mensaje con los colores de nuestro océano y únete a la campaña Lost Colors. 

Los arrecifes de coral son el hogar del 25% de la vida marina, y una inmensa cantidad ha desaparecido. Si seguimos a este ritmo, en 2050, la mitad de los corales del mundo habrán desaparecido. La colección Lost Colors destaca colores vibrantes como naranjas vivos, verdes luminosos, rosas pálidos… e imita los colores que se están perdiendo con pasteles suaves y finalmente, un blanco puro. Tenemos que limitar las temperaturas por debajo de 1.5ºC. Esta es nuestra oportunidad para proteger nuestro océano. Cada acción cuenta, y cada una de nuestras decisiones tienen un impacto. Tenemos que restaurar nuestros corales para salvar nuestros océanos. 

Lost Colors nos lleva un paso más cerca a 0 emisiones.En total, hemos reducido 1,195 toneladas de emisiones de CO2